Modelo Pedagógico Integral UNIPEM- UNIVEDUCA

EL MODELO EDUCATIVO INSTITUCIONAL
Características básicas


El modelo tiene diferentes aristas educativas, todas ellas atendiendo al alumno, reconociendo sus diferentes estilos de aprendizaje, inteligencias múltiples, formas de pensar. Su diversidad económica, lingüística, cultural, social, psicológica, cognoscitiva. Pero también permiten el diagnosticar e intervenir. Se propone utilicen diversas formas de trabajo colaborativo, en equipo, participativo. Tanto individual, como en equipo y grupal. Reconocen la importancia del auto y heteroestructuración del aprendizaje. El modelo educativo se sustenta en el Enfoque basado en competencias, el constructivismo y el conectivismo.


a) El enfoque basado en competencias


El enfoque basado en competencias (EBC) parte de reconocer a la sociedad actual como una sociedad de la información, en la cual se viven fenómenos de mundialización y civilización científica y técnica. De los que se desprenden grandes contenidos o temas como lo es el Enfoque basado en competencias para trabajarse en la educación, investigación, desarrollo e innovación; la administración pública y competencias esenciales para el área de la vida.

Algunos de los antecedentes de dicho enfoque nos remiten a 1970; cuando Gerhard Bunk, introduce el término de competencia laboral y lo entiende como capacidad o habilidad, cualesquiera que estas fueran. En 1973 McClellan, usa el concepto de competencia como una característica subyacente de una persona que le permite demostrar un desempeño superior en un determinado puesto, rol o situación.
En 1980, se habla de competencias para el trabajo y hasta 1990, de competencias educativas y profesionales. Donde el trabajo de Jacques Delors, enfatizan a la competencia como un conjunto de saberes (conceptual, procedimental o saber hacer y saber ser o actitudinal, contextual), los cuales se conocieron en el 94 del siglo XX, como los cuatro pilares básicos de la educación.

La fuerte polémica de dicho planteamiento, solo exigía la fusión del ser actitudinal y contextual, entendidos como el saber ser y convivir, por considerarse que el segundo quedaba incluido en el primero. Desde ahí encontraremos cualquier referencia al EBC- Enfoque basado en competencia, con una fusión de tres saberes; el conceptual, el saber hacer y el saber ser, solamente. Los cuales deben ponerse en actuación. Básicamente se reconoce en educación un avance de conocimientos, habilidades, actitudes, valores y emociones, en una articulación que provoca el desarrollo de manera integral al estudiante.

 

El enfoque basado en competencias, ha permitido una mayor transparencia en los perfiles de los programas de estudio y énfasis en los resultados de aprendizaje; cambio a un enfoque de aprendizaje centrado en el alumno, un enfoque que toma en cuenta el contexto, la flexibilidad, la ciudadanía, las posibilidades de fortaleza humana. La palabra competencia implica el desarrollo integral, el saber puesto en actuación. Esto implicaría que saberse competente en algo, es saberlo, pero también hacerlo, mostrarlo, realizarlo.

 

Una competencia permite identificar, seleccionar, coordinar y movilizar de manera articulada e interrelacionada un conjunto de saberes diversos en el marco de una situación educativa en un contexto específico. Esta caracterización tiene sus fundamentos en el siguiente conjunto de criterios: las competencias tienen un carácter holístico e integrado, las competencias se encuentran en permanente desarrollo, las competencias varían en su desarrollo y nivel de logro
según los grados de complejidad y de dominio, las competencias operan un cambio en la lógica de la transposición didáctica. (Tobón, 2010)

Para este programa educativo, se entenderá la competencia como un conjunto de saberes (saber conceptual, saber hacer o procedimental, saber actitudinal o contextual) que se ponen en actuación.
En educación se han utilizado diversos términos de competencia, respondiendo a las aportaciones de autores, países, tradiciones educativas; por ejemplo, la de competencia del proyecto Tuning, la cual dice:

 

Una competencia es la combinación dinámica de atributos –con respecto al conocimiento y su aplicación, a las actitudes y responsabilidades- que describen los resultados del aprendizaje de un determinado programa, o cómo los estudiantes serán capaces de desenvolverse al final del proceso educativo. La lista sería interminable.

 

Para clasificar las competencias, es considerable respaldarse en la declaración de

Bolonia, la cual propone como referencia: las competencias genéricas y específicas de cada disciplina. Partiendo de cuatro ejes de análisis: competencias profesionales, créditos académicos, acreditación y evaluación y calidad de la educación. Para este programa las genéricas se encontrarán enunciadas en el perfil de egreso, las específicas se marcarán en cada una de las unidades de aprendizaje que constituyen el mapa curricular.

Para trabajar el enfoque basado en competencias, se usarán en el aula con diversas estrategias: como tópicos generativos, uso de web quest, trabajo colaborativo, documentos compartidos, elaboración de proyectos, uso de simuladores, elaboración de portafolios, el aprendizaje basado en problemas, el estudio de casos. Pero también algunas estrategias constructivistas, porqué será uno de los soportes que enriquecerá el trabajo áulico.

b) Constructivismo

El constructivismo es una serie de corrientes teóricas de naturaleza educativa o psicológica e incluso curricular que se desarrollaron en el siglo pasado (XX); y qué aportaron elementos de distinta naturaleza. Para el trabajo con la maestría, se recurrirá a diversos puntos. Epistemológicamente, porque nos permite entender cómo aprenden nuestros estudiantes, ¿Qué es el conocimiento?, identificando los mecanismos de un nivel de conocimiento inferior a un estado superior. Además, desde la posición Piagetiana, considerar cómo se originan las categorías básicas en el pensamiento y el trayecto de desarrollo cognitivo en cada estudiante. Siendo está, calificada como una postura interaccionista, donde hay posiciones empiristas, pero también racionalistas.

El constructivismo cuando es trabajado individualmente se llama Psicogenética, en la cual hay un énfasis en la construcción de conocimiento encarando que cada quien construye el suyo. No así el social-cultural constructivismo, enarbolado por Vygotsky, el cual concede importancia al papel de la cultura, a la socialización entre estudiantes, al trabajo que requiere el uso del lenguaje como expresión de los pensamientos.

 

Para el trabajo se usará la clasificación de Piaget, al afirmar que existen tres tipos de conocimiento: el físico, el llamado lógico matemático y el social. El primero se refiere a los objetos físicos del mundo. El segundo no existe en la realidad física, sino que el sujeto la construye por abstracción reflexiva, derivada de las acciones que realizan los sujetos con los objetos. Y finalmente el social, llamado convencional, por los acuerdos que los hombres realizan entre sí para realizar las

acciones.

 

El constructivismo privilegia didácticamente la enseñanza indirecta, para potenciar la iniciativa, curiosidad, indagación de los estudiantes. El cual es invitado a resolver desafíos cognitivos, que le provoquen conflictos cognitivos y pueda evolucionar. Equilibrar las alteraciones, perturbaciones y desequilibrios, le hace evolucionar sus capacidades hasta volverse habilidades.

 

El constructivismo es una corriente pedagógica que postula la necesidad de entregar al estudiante las herramientas necesarias para generar andamiajes que le permitan construir sus propios procedimientos para resolver una situación problemática, lo que implica sus ideas puedan verse modificadas y siga atendiendo, propone un paradigma donde el proceso de enseñanza se percibe y se lleva a cabo como un proceso dinámico, participativo e interactivo del sujeto, de modo que el conocimiento sea una auténtica construcción operada por la persona que aprende o bien llamada el sujeto cognoscente. (Díaz, 2015)

 

El papel constructivista es el de facilitador, que promueve el desarrollo y autonomía de los educandos en una atmósfera de respeto, reciprocidad, autoconfianza. Qué busca y plantea problemas.
La aparición de la figura del profesor como agente educativo especializado –es decir, como maestro en la educación y la enseñanza- es quizás el rasgo distintivo por excelencia de la educación escolar cuando se compara con otros tipos de prácticas educativas.

 

El alumno es el constructor del conocimiento por sí mismo o con ayuda de otros. El cual debe construir y reconstruir los conocimientos, además de des construirlos.

 

No será raro entonces que los estudiantes del programa realicen mapas conceptuales, líneas del tiempo, estrategias tríadicas como el SQA, el QQQ, andamios cognitivos, resúmenes, o cualesquiera que implique el rescate de saberes previos. También posibilitará trabajos de conexión con el ambiente. Si algunos fueran profesores, trabajos de conexión con sus estudiantes, de investigación, para conocerlos mejor, para mejorar su enseñanza. Pero también con otros ambientes no áulicos. Por ejemplo, en áreas de salud, formando a familiares de enfermos termales y realizando investigaciones de dichas intervenciones. O en empresas, en la sociedad, en las colonias, en el trabajo en redes, en nodos, o en cualesquier tiempo, condición, contexto o situación donde se pueda intervenir e investigar.

 

Habrá momentos donde se trabaje sin uso de tecnologías, pero dada la facilidad que hay ahora en Morelia, podrán usarse teléfonos a través del WhatsApp, para hacer videos, audios, memos, infogramas. Descargar archivos, enviar comunicados. O bien el uso de redes sociales, para abrir grupos con líneas de
generación de conocimientos. También es posible el uso de internet para buscar, seleccionar, descargar y encontrar información sobre los temas.

Otras tecnologías como la computadora para registrar e informar su investigación, sus trabajos del trayecto formativo del programa. Tal qué es necesario también fundamentarse en el conectivismo de G. Siemens. Del cual se hace un resumen que devela lo que apoyará a la carrera.


c) Conectivismo

 

Hablar del conectivismo como fundamento del programa, implica en sí mismo el aceptar el uso de las diversas tecnologías en el campo de la educación. Nos compromete a optimizar su uso, con efectos positivos, sin olvidar la cara de sus efectos negativos, pues teniéndolos presentes, podemos evitarlos. El conectivismo de George Siemens, permite integrar desde la teoría del caos, redes, complejidad y organización el uso de tecnologías en los procesos formativos de los estudiantes, considerando los cambios rápidos, vertiginosos que está teniendo el siglo XXI, siguiendo los principios que se enlistan a continuación:

 El aprendizaje y el conocimiento dependen de la diversidad de opiniones.

 Favorece el diseño de ambientes de aprendizajes.
 El aprendizaje es un proceso de conectar nodos o fuentes de información especializados.
 El aprendizaje puede residir en dispositivos no humanos.
 La capacidad de saber más es más crítica que aquello que se sabe en un momento dado.
 La alimentación y mantenimiento de las conexiones es necesaria para facilitar el aprendizaje continuo.
 La habilidad de ver conexiones entre áreas, ideas y conceptos es una habilidad clave.
 La actuación (conocimiento preciso y actual) es la intención de todas las actividades conectivistas de aprendizaje.

 La toma de decisiones es, en sí misma, un proceso de aprendizaje. El acto de escoger qué aprender y el significado de la información que se recibe, es visto a través del lente de una realidad cambiante. Una decisión correcta hoy, puede estar equivocada mañana debido a alteraciones en el entorno informativo que afecta la decisión (Siemens, 2014).
 El Conectivismo también contempla los retos que muchas corporaciones enfrentan en actividades de gestión del conocimiento.
 El conocimiento que reside en una base de datos debe estar conectado con las personas precisas en el contexto adecuado para que pueda ser clasificado como aprendizaje.

 

Para siemens, el punto de partida es el individuo, el cual es parte de una red, de la cual se alimenta y alimenta, a personas, organizaciones, instituciones, proveyendo nuevo aprendizaje para individuos y extrayendo para él. Formando múltiples conexiones a ritmos diferenciales. El aprendizaje es planetario, tectónico, usa nuevas herramientas, provoca cambios ambientales y concepciones, términos, incluso formación no pensada. Prácticamente asume todo cuanto aporta la era digital (Siemens, 2014).

 

Usar el conectivismo implica tener una ciudadanía institucional virtual del Centro Educativo UNIPEM, pero también, una ciudadanía virtual del docente, de los estudiantes. Implica la facilidad de conectarse para discriminar y usar conocimiento, para producirlo y compartirlo, publicarlo, para interaccionar con los demás de manera asincrónica, sincrónica. Desde cualquier contexto, en cualquier lugar. Pero también nos permite una ciudadanía mixta, física llamada cívica-social con una virtual.

222123312.png

¡La Educación es nuestra pasión!